miércoles, 23 de diciembre de 2009

Camino a Belén


Aún hoy se levantan muros en nuestro mundo...
pero los más altos, los más difíciles de franquear son los construídos por nuestros miedos en nuestro corazón...
por eso Dios se hace niño, tal vez así lo dejemos entrar...
Ya se acerca el tiempo prometido...
Abramos nuestro corazón a la presencia misericordiosa de Dios.

Juan

4 comentarios:

be dijo...

HOLA DOK...(JUAN)...
GRACIAS POR LA INVITACION A RECORRER TU ESPACIO. HERMOSO ESPACIO!!!!
SOBRE TODO EL CAMINO A BELEN...
ES CIERTO QUE EL MIEDO LEVANTA GRANDES MUROS EN NUESTRO CORAZON PERO TAMBIEN ES CIERTO QUE ¨...EL VERDADERO AMOR ECHA FUERA EL TEMOR...¨ Y ÉSE ES EL AMOR QUE NACE, POR JESUS, EN NAVIDAD.
GRACIAS OTRA VEZ, ME ENCANTO!!!
TE DEJO UN SALUDO Y ESPERO TENER TU PERMISO PARA SEGUIR RECORRIENDO UN POQUITO MAS PARTE DE ÉSTE TU MUNDO...

Juan dijo...

Belén: nada me gustaría más! Sos siempre bienvenida.

Juan

Isabel dijo...

Hola, Juan:

me encantó la imagen del muro. Podemos ponerle una enredadera, treparlo ayudado por otros, un sinfín de posibilidades para ir más allá. Jesús se hizo pequeño para que Dios no nos diera miedo.
Te deseo una feliz Navidad a vos y a tu familia.
Que tu creatividad siga expandiéndose.
Un abrazo
Isabel

Juan dijo...

Isa: me encantó la idea de la enredadera para poder escalarlo!!

Jesús siempre nos invita a superar nuestros límites, los límites de nuestro miedo, nuestro egoísmo, nuestra mezquindad...

Que esta Navidad sea el nacimiento de nuestro coraje para superar miedos, límites y muros.

Feliz Navidad